Archivos Mensuales: marzo 2008

Maddalena ai piedi di Cristo

Bernarda Fink interpreta Orribili, Terribili del oratorio Maddalena ai piedi di Cristo de Antonio Caldara, acompañada por la Orchestra de la Schola Cantorum Basieliensis bajo la dirección de René Jacobs.

Vídeo de OedipusColoneus.

Tannhäuser, #75

Ayer el público del GTL tuvo la oportunidad de presenciar una gran producción de Tannhäuser de la mano de Robert Carsen y de escuchar a un gran tenor interpretando el papel principal. Peter Seiffert, uno de los mejores Tannhäuser de la actualidad, no defraudó y nos ofreció lo mejor de sí un papel muy complicado y exigente para cualquier tenor. Steiffert logró salvar sin desgañitarse las duras pruebas que impone la partitura de Wagner.

Béatrice Uria-Monzon como Venus estuvo muy bien en sus intervenciones del primer y tercer actos. Bo Skovhus como Wolfram von Eschenbach estuvo bien. Petra Maria Schnitzer como Elizabeth estuvo bien, aunque quizá otra Elizabeth hubiera sido preferible y hubiera ayudado a que la función hubiera sido más redonda. Habrá que estar atentos a Elisabete Matos del reparto popular.

El coro del GTL, especialmente el masculino, estuvo a un gran nivel y lograron impactar en las intervenciones clave de la ópera, por ejemplo en el coro de los peregrinos. La orquesta bajo la dirección de Sebastian Weigle estuvo mejor a partir del segundo acto. Las numerosas intervenciones que ocurren fuera de escena fueron buenas, a pesar de lo complicadas que pueden ser estas intervenciones. Espero que con el rodaje de las siguientes funciones la orquesta mejore en el preludio y el primer acto, veremos qué ocurre en la función del turno T el próximo 6 de Abril.

Dejo para el final el comentario de la brillante producción de Robert Carsen. Después de haber padecido a Rigola la pasada temporada en El Holandés Errante, donde no fuí capaz de ver hacia dónde nos quería llevar con su lectura superficial de la ópera, Carsen nos ofrece una producción donde toma partido sobre los dos ideales amorosos entre los que se debate Tannhäuser durante toda la obra. Si Venus representa el lado dionisíaco y Elizabeth el lado apolíneo del ideal amoroso Carsen, en una impactante tercer acto, nos muestra a los dos ideales como integrantes de un único ideal amoroso posible.

Creo que ésta es la mayor aportación de la producción trasladada a la actualidad y con un Tannhäuser convertido en pintor para reforzar escénicamente las ideas de Wagner. Esto hace que se resuelven las escenas de manera muy interesante y sin la ayuda de grandes medios escénicos. Las luces, muy bien diseñadas, enfatizan los momentos clave de la obra.

Por ejemplo, la bacanal del primer acto se convierte en un acto desesperado de creación artística y el concurso de canto que se convierte en un vernissage donde los asistentes se desviven por conseguir su bebida y unos canapés. En la producción el canto sensual de Tannhäuser queda reflejado durante toda la obra como un cuadro que ha pintado éste sin que nunca tengamos idea de lo que ha pintado, sólo podemos imaginarnos, intuir, qué puede ser.

tannhauser8.jpg
Foto: Antoni Bofill

Como ya he comentado más arriba Carsen toma partido y este partido queda reflejado escénicamente en el último acto donde al final podemos concretar un poco más cómo es ese cuadro que pintó Tannhäuser. En esta última escena aparece una extensa colección de cuadros de desnudos femeninos.

Al final nos quedó la sensación de que estamos ante uno de los títulos importantes de la temporada. Por eso no deja de llamar la atención los abucheos y los gritos de payaso dirigidos a Carsen después de haber ovacionado a todo el reparto, me parecen injustos e inmerecidos, los abucheadores no fueron muchos pero sí muy ruidosos.

Entre los abucheadores de ayer noche destaco a un indignado wagneriano que se pasó toda la representación tosiendo. Me pregunto si consideró en algún momento que su contumaz tos no permitió que los demás pudiéramos disfrutar plenamente del espéctaculo tanto en lo vocal como en lo escénico, que a él tanto desagradó.

Si Carsen es digno de ser abucheado por qué tantas otras producciones del GTL con menos fundamento que ésta no merecieron el mismo trato. ¿Quizá porque se trataba de registas de casa, léase Flotats y Rigola?

Ver Tannhäuser, #81.

Los polacos que vienen

El bajo Jacek Janiszewski y la soprano Aleksandra Kurzak, que encandiló a los británicos en su debut como Adina en la ROH este Noviembre, interpretan La ci darem la mano de Don Giovanni.

Vídeo de GraGraGK.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 97 seguidores