Archivo del sitio

Agrippina, UDL

Aunque parezca una paradoja hay que aprovechar para visitar la Staatsoper Berlin (UDL) cuando la Staatskapalle Berlin y su director Daniel Barenboim están de gira (estos días andan por París). El sustituto últimamente es René Jacobs que siempre nos presenta una alternativa interesante en la UDL.

Si el año pasado René Jacobs presentó Orlando Paladino de Haydn dirigiendo la Freiburger Barockorchester en esta ocasión ha dirigido a la Akadamie für Alte Musik Berlin en Agrippina de Händel. Cuando fue anunciado el reparto destacaban Alexandrina Pendatchanska como Agrippina y Bejun Mehta como Ottone. En esos momentos, Mayo de 2009, el papel de Nerone estaba sin adjudicar. Así y todo decidí asegurarme una entrada.

El domingo asistí a la segunda representación de Agrippina de la que salí muy satisfecha. Se confirmó lo que ya sabía y es que Jacobs es un buen conocedor de la música de Händel, como bien demostró en su grabación de Giulio Cesare de principios de los 90. Nos ofreció una viva versión de la ópera a la que no supe encontrar ningún pero.

Vídeo de spotlightBG.

Vídeo de gslazar.

Alenxandrina Pendatchanska como Agrippina estuvo muy bien. Es un placer escuchar su voz dramática con esa agilidad. Estuvo especialmente bien en el aria Ogni vento ch’al porto la spinga del final del segundo acto.

Bejun Mehta estuvo muy bien con su matizada y sentida interpretación de Ottone donde cosechó los primeros aplausos del educado y atento público de la UDL en su primera intervención, en el aria Lusinghiera mia speranza. Será un placer escucharle interpretando a Händel durante la próxima temporada en el GTL.

La sorpresa de la noche fue la joven soprano Anna Prohaska que interpretó a Poppea. Posee una bonita voz y además también me convenció dramáticamente. También estuvo muy bien en sus intervenciones. Una joven intérprete a seguir.

La joven mezzoprano estadounidense Jennifer Rivera fue finalmente la escogida por Jacobs para interpretar Nerone. Posee una voz cálida y domina bien la coloratura como se pudo comprobar en su aria del tercer acto Come nube che fugge dal vento. Otra joven intérprete a seguir.

Neil Davies, como Pallante, Dominique Visse, como Narciso, y  Daniel Schmutzhard, como Lesbo, estuvieron bien en sus correspondientes papeles. Más flojo me pareció Marcos Fink en el papel de Claudio que tuvo algún problema con la parte más grave de su partitura.

En cuanto a la producción de Boussard no me produjo ni frío ni calor, la verdad. Parte de la acción transcurre en una pasarela situada delante del foso de la orquesta. Nos permitió tener más cerca a los cantantes pero dejó en muchos momentos el escenario vacío, más bien parecía una versión concertante de la ópera. Que sean los figurines de Christian Lacroix lo más comentado de esta producción ya lo dice todo, aunque he de reconocer que para mí quisiera el abriguito negro de la Pendatchanska.

Como curiosidad comentar que todos los personajes llevaban un vestuario actualizado excepto Claudio y su criado Lesbo que llevan ropa del siglo XVI, indicando que están ajenos a todos la trama que se urde contra Claudio.

Al final grandes ovaciones para el reparto y el director musical, con pataleo añadido como es habitual en la UDL. Lo que hizo que apenas me hicieran mella las bajas temperaturas a la salida de la UDL.

Se confirma que se grabará Agrippina con este reparto para Harmonia Mundi.

Ver Rivera canta Händel.

Tristan und Isolde, UDL

udl-tristan

Como todos los años la Staatsoper de Berlín (UDL) es de las primeras de empezar la temporada. Además últimamente, bajo el lema Oper für Alle y el patrocinio de BMW, aprovecha la ocasión para poner al alcance de todos el estreno realizando una proyección en la Bebelplatz, adyacente al teatro, de entrada libre. Al día siguiente también hay un concierto en directo en la misma plaza con la Staatskapelle, la orquesta titular de la UDL, bajo la dirección de Daniel Barenboim.

udl-bebelplatz1

La función inaugural del pasado sábado 29 de Agosto, al igual que el año pasado, fue Tristan und Isolde. En lugar de los anunciados Katerina Dalayman y Robert Gambill en los papeles principales tuvimos a Waltraud Meier e Ian Storey.

Ian Storey es un Tristan más solvente que el de Robert Gambill, por lo menos en esta función estuvo bien durante toda la función. Cantó al mismo nivel sin reservarse para llegar al tercer acto. Aunque su voz no es ni muy grande ni demasiado bonita es capaz de ofrecernos un Tristan más creíble que otros tenores a los que se les nota más el esfuerzo y el desgaste durante la función.

udl-meier

Waltraud Meier también estuvo muy bien en este papel que domina a la perfección tanto en lo musical como en lo dramático. La verdad es que me pareció mejor en esta función que en la Isolda del Teatro Real de hace un par de años. De todas formas prefiero a Katerina Dalayman en este papel.

udl-meier-storey

La MeierStorey formaron una pareja más equilibrada que la del año anterior y el dúo del segundo acto estuvieron muy bien.

Roman Trekel interpretó a Kurwenal, estuvo bastante bien pero fuerza demasiado la emisión, es de aquellos cantantes que piensas que le van a reventar las carótidas.

udl-pape

René Pape como Rey Marke fue un lujo total, al igual que sucedió en Madrid imprimió majestuosidad al papel y logra emocionar en el tercer acto.

La Staatskapelle bajo la dirección de Daniel Barenboim es toda una experiencia wagneriana. Escuchándoles durante toda la obra no surge nada cuestionable, sólo pensar que lo que estamos oyendo es la mejor manera de interpretar esta obra. Todo fluye de forma homogénea sin tensiones entre los diferentes grupos de instrumentos bajo la atenta batura de Barenboim.

Al final grandes aplausos para todos, especialmente para la Meier y Pape ídolos locales, y para la Staatskapelle y Barenboim. También recibieron los aplausos del público que aguantó estoicamente, lluvia incluida, toda la representación ya que salieron a saludar en el entarimado de la Bebelplatz.

En cuanto a la parte extramusical de la función sólo comentar que a pesar de que el evento llevaba el lema Oper für Alle a la entrada del teatro había una entrada especial, imagino que para los invitados del patrocinador.

El pasado sábado, con invitados y espectadores no habituales, se vivieron momentos de desconcierto que los acomadadores del teatro arreglaron como pudieron. En este teatro es habitual que se ocupen las butacas que están vacías por público una vez que han sonado los timbres. Ayer los invitados que llegaron tarde forzaron muchos movientos en el partio de butacas, algo que es la primera vez que veo en este treatro.

Orlando Paladino, UDL

Orlando

Mientras la Staatskapelle está de gira toma el revelo en la UDL la Freiburger Barockorchester bajo la dirección de René Jacobs. Una buena excusa para visitar, de nuevo, Berlín y más si la ópera programada es Orlando Paladino de Haydn.

Las óperas de Haydn, el próximo 31 de Mayo se cumple el bicentenario de su muerte, son imprescendibles para entender las óperas de Mozart ya que son sus precursoras. Es una lástima que hayan abandonado el repertorio habitual.

Permitidme que empiece por el final y que diga que la triunfadora de la noche fué la Freiburger Barockorchester y René Jacobs, recibiron la ovación de la noche.

No es que el elenco fuera malo, había buenos cantantes, pero estuvieron al servicio de la música de Haydn la cual fué servida perfectamente por Jacobs.

Sobre los cantantes decir que me gustó la Angelika de Marlis Peterssen que cantó sin dificultad su parte. También estuvo bien Sunhae Im como Eurilla.

Alexandrina Pendatchanska interpretó a la hechicera Alcina pero esta vez no me impresinó tanto como la primera vez que la oí como Vitellia en el Teatro Real hace un par de temporadas.

Vídeo de carosaxone.

Si alguien tiene interés puede escuchar el aria de Alcina del primer acto, Ad un guardo, un cenno solo, interpretada por una mezzosoprano.

En cuanto al elenco masculino los que más me gustaron fueron Pietro Spagnoli como Rodomonte y el barítono argentino Víctor Torres como Pasquale que estuvo muy divertido durante toda la función.

Magnus Stavelnad como Medoro me pareció discreto para el papel y Tom Randle como Orlando estuvo bien.

La producción de Nigel Lowery me gustó y proporcionó, gracias a la incorporación de personajes mudos, las dosis de locura que van implícitas en la trama.

El escenario giratorio nos muestra el bosque donde transcurren parte de las escenas y un castillo del que podemos ver el interior cuando gira el escenario. La dirección de escena usa efectivamente los giros del escenario para realizar las salidas y entradas de los cantantes.

Un buen espectáculo que valió la pena aunque he de reconocer que las últimas escenas se me hicieron un poco largas y con ganas de salir del teatro. Bien por Jacobs que nos mostró por qué la Freiburger Barockorchester es una de las mejores orquestas barrocas de la actualidad.

Actualización: ARTE emite esta función el lunes 25 de Mayo a las 22:10 h.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 97 seguidores