Erlkönig de Schubert

goethe1.jpg

Para olvidarmos, momentáneamente, de Manon pasaremos a algo completamente diferente como es el lied Erlkönig, el Rey Elfo, de Schubert cuya letra es un poema de Goethe.

Escuchemos a Dietrich Fischer-Dieskau con Gerald Moore acompañándole al piano.

El mismo lied en versión orquestal, dirigido por Claudio Abbado, y esta vez interpretado por Anne Sofie von Otter.

Anuncios

Publicado el 2 julio 2007 en Sin categoría y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Hola de nuevo. El proximo año empezaré mis estudios en la universidad de Guanajuato y quisiera saber si alguno de ustedes puede decirme donde puedo tomar clases de piano en Guanajuato. Por cierto, si las cosas no empeoran, el proximo mes cantaré en la casa de la cultura (de mi municipio) Ständchen de Schubert. ¡Deseenme suerte! Gracias.

  2. Gracias por el saludo y por tu ofrecimiento, Marina…

  3. Quiero enviar un caluroso saludo al todos los amantes de la música de Schubert. En lo particular amo el lieder Erlkönig, pero mi favorito hasta la fecha sigue siendo Gretchen am Spinnrade, texto de la obra Fausto de Goethe.
    Es la primera vez que visito esta pagina y me ha encantado. Tengo el texto sacado directo del libro, si alguien lo quiere, aqui les dejo mi correo: friedhof_dunkelseele@hotmail.com. Ciao¡

  4. Gracias, José Carlos, por añadir la letra y la traducción del lied… 🙂

  5. Erlkönig

    EL REY DE LOS SILFOS D.328 (1815)

    Música de Franz Schubert (1797 —1828)

    Texto de Johann Wolfgang von Goethe (1749 —1832)

    Es ist der Vater mit seinem Kind;
    Er hat den Knaben wohl in dem Arm,
    Er faßt ihn sicher, er hält ihn warm.

    »Mein Sohn, was birgst du so bang dein Gesicht?«
    »Siehst, Vater, du den Erlkönig nicht?
    Den Erlenkönig mit Kron und Schweif?«
    »Mein Sohn, es ist ein Nebelstreif.«

    >Du liebes Kind, komm, geh mit mir!
    Gar schöne Spiele spiel ich mit dir;
    Manch bunte Blumen sind an dem Strand,
    Meine Mutter hat manch gülden Gewand.Willst, feiner Knabe, du mit mir gehn?
    Meine Töchter sollen dich warten schön;
    Meine Töchter führen den nächtlichen Reihn
    Und wiegen und tanzen und singen dich ein.Ich liebe dich, mich reizt deine schöne Gestalt;
    Und bist du nicht willig, so brauch ich Gewalt.<
    »Mein Vater, mein Vater, jetzt faßt er mich an!
    Erlkönig hat mir ein Leids getan!«

    Dem Vater grauset’s, er reitet geschwind,
    Er hält in Armen das ächzende Kind,
    Erreicht den Hof mit Müh’ und Not:
    In seinen Armen das Kind war tot.

    ¿Quién cabalga tan tarde a través del viento y la noche?
    Un padre con su hijo, lo lleva seguro y caliente,
    al resguardo de su regazo fiel.

    —Hijo mío ¿por qué escondes tu asustado rostro?
    —¿Es el Rey de los Silfos, oh, padre, tú no lo ves?
    —¿El Rey de los Silfos con su corona y manto?
    ¡Son alucinaciones hijo, que la niebla te hace ver!

    ¡Oh lindo niño, anda, ven conmigo!
    Verás que juegos alegres te enseñaré.
    ¡Y qué flores tan extrañas florecen en mi orilla,
    con las que mi madre hace dorados ramilletes!

    —Padre mío, padre mío, ¿no oyes tú laas promesas
    con las que el rey de los Silfos pretende atraerme?
    —No hagas caso, hijo mío es la fronda seca del árido
    bosque, agitada por el cierzo.

    —Lindo niño, ¿no quieres venir a mi palacio?
    Te aguardan mis hermosas hijas en la entrada.
    Cada una, en la noche, arrullará tu sueño.
    y sabrán entretejer sus danzas y cantos,

    —Padre mío, padre mío, ¿no ves allá en la sombra,
    resplandecer las bellas hijas del monarca?
    —Hijo mío, no hagas caso, es la difusa espesura, lo veo bien y no hay nada más.

    —Niño hermoso, amo tu belleza divina;
    si no vienes por las buenas, emplearé la fuerza.
    —Padre mío, padre mío, ¡mira cómo me aferra!
    me lastiman sus manos. ¡Defiéndeme padre!

    Atemorizado el padre clava las espuelas a su caballo,
    aprieta contra su pecho al lloroso niño,
    por fin llega al portal de su casona.
    Mira, y en sus brazos el niño está muerto.

  6. Después de tanta Manon era necesario airear el ambiente…

    Esperaremos de esta guisa esperando a Thaïs en versión conicerto, con la Fleming y Bros

  7. Sorprendente la versión orquestal, con una fuerza que preludia el primer acto de Die Walküre. La Von Otter estupenda (que lástima que no haya frecuentado su magisterio entre nosotros).
    Fischer-Dieskau más parecido a Orson Wells que nunca, es la referencia absoluta y Gerald Moore, sin la imponente orquestación, logra la misma tensión que el estupendo Abbado.
    Que maravilla Mei, veo que las Manon y su consiguiente polémica, te han sentado de maravilla.
    Viva Schubert

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: