Bartoli que es contrabandista

Ayer tuvo lugar en el Palau de la Música el recital de Cecilia Bartoli dentro del programa Palau 100. La expectación se apreciaba claramente en los aledaños del Palau media hora antes del concierto, con algunos desesperados buscando entradas. Algo difícil porque ya se preveía que el Palau iba estar lleno hasta la bandera.

Hemos tenido la suerte y el recital ha empezado bien, a diferencia del de Madrid que nos relató Mocho, por lo visto hoy estaba más fina. No en vano había unas cuantas cámaras de vídeo grabando el recital. Además la hemos visto muy segura y convencida de que todo iba a salir bien.

Me ha gustado en todo lo que ha cantado en la primera parte, García, Persiani, Mendelssohn y Rossini. En el Infelice de Mendelssohn parte del público ha arrancado a aplaudir en medio del aria.

En la segunda parte ha cantado las arias Rossini, Balfe (en inglés), Hummel y Bellini. La tirolesa de Hummel es de una gran dificultad vocal pero es un pelín folclórica para mi gusto. El aria y cabaletta de La Sonnambula me han parecido estupendas y así lo ha entendido el público que le ha ofrecido una gran ovación.

Nos ha ofrecido varios bises. Los dos primeros han sido composiciones de la Malibrán, una pieza que compuso para la Adina de L’Elisir d’Amore de Donizetti y Rataplan. Luego ha cantado el rondó (Non più mesta) de La Cenerentola, creo que casi que mejor que en la primera parte del concierto donde ha cantado la escena y rondó.

bartoli-palau.jpg

Después de esto la orquesta ha ido abandonando el escenario a pesar de los aplausos y bravos que se le dedicaban a la Bartoli. Por el lado contrario de donde salía a escena la Bartoli han aparecido dos guitarristas, dos palmeros y una mujer portando castañuelas. Estaba cantado lo que iba a suceder a continuación: nos iba a ofrecer de bis Yo que soy contrabandista de El Poeta Calculista de García. En ese momento el público, o sea yo, no ha podido evitar bravearla todavía más.

Y así ha finalizado el concierto. Supongo que era difícil que se repitiera que lo ocurrió en el concierto del Palau de hace dos años, que saliera a escena vestida de calle, ante un público que se pasó casi media hora aplaudiendo sin parar como y cantarnos una canción a capella Non ti scordar di me a los que aguantamos aplaudiendo.

También hay que destacar la execelente labor en el acompañamiento de la Orchestra La Scintilla bajo la dirección de Ada Pesch y la de las piezas musicales que han tocado sin la intervención de la Bartoli.

Resumiendo un concierto en el que la Bartoli no ha defraudado a sus fans, por lo menos por la parte que me toca.

También hemos tenido que oír el timbre de un teléfono móvil, por lo visto hay quien aunque anuncien por megafonía no los desconectan, entonces ¿para qué van a un concierto si no oyen?

Este concierto será retransmitido en diferido por la televisión alemana (ZDF) el próximo 25 de Noviembre.

Ver más sobre Cecilia Bartoli y Barcelona
Ver Bartoli ist eine contrabandistin, el concierto de Berlín

Publicado el 5 noviembre 2007 en Sin categoría y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 11 comentarios.

  1. Me sabe mal, pero no estoy muy de acuerdo… El estilo de esta señora es muy opinable. Yo no he enloquecido com lo ha hecho todo el Palau. ¿Estaré enfermo?

  2. No pasa nada, Vianant, no estás enfermo… No se tiene que coincidir en todo…

  3. A mí no me defraudó. En algún momento llegó a emocionarme hasta las lágrimas. Lo que incomodó a casi todo el público fue el calor insoportable que hacía dentro de la sala. Ignoro si hay algún motivo técnico para no poner aunque sea una ventilación forzoda, pero con algunos grados menos habria sido casi perfecto. En cuanto al repertorio, creo que después de la “opera Proibita” el listón quedó muy alto, y para mi gusto podía haberse lucido aún más si cabe. De todas formas estoy deseando verla de nuevo. Escucharla siempre es alimento para el alma.

  4. Qué buena crónica, Mei, gracias. Estoy que me como los muñones con Bartoli, su gira y su camión.

  5. Sílvia, coincido contigo en lo del calor, en las primeras filas del segundo piso era insoportable, no quiero ni pensar cómo sería un poco más arriba… Supongo que fué debido a la cantidad de focos que había de más por la cuestión de la grabación para la televisión…

    Ay, Salarino, febrero ya está más cerca… Creo que también habrá una crónica desde Berlín…😉

  6. Si, pero NO.
    Ese sería el resultado de mi experiencia ayer. No llegó a las cotas de emoción del anterior concierto y me sobraron tres cosillas. Yo no escuché por motivos ajenos a la empresa, los dos últimos bises, con lo cual el show contrabandista “me lo perdí”.
    Lo que me gustó, me gusto muchísimo y creo que no coincidí con la mayoría. !Qué raro¡
    Que venga cuantas veces quiera, yo estaré allí.

  7. Molt bona crònica, Mei, i va ser tot un plaer poder-te conèixer en persona. Al controvertit “Contrabandista” que ens va oferir com un dels bisos, m’agradaria dir que tant al guitarrista com als “palmeros”, no així la noia que tan elegantment de moviments va tocar les castanyoles, els vaig notar un pèl apagats en comparació amb els que es senten al disc.

    Jo vaig disfrutar molt tant amb ella com en les peces que ens van oferir l’Orchestra de La Scintilla. L’ària de “La Sonnambula” fins i tot em va fer passar, per uns moments, el mal de queixal que venia arrossegant ja des de la nit de dissabte a diumenge.

  8. També va ser un plaer per mi, Assur, llàstima que el diunenge anàvem tots molt atabalats i, per compromisos previs, no vaig poder estar amb vosaltres prou estona…

    Espero que ens tornem a veure en una altra ocasió amb més tranquil·litat…

  9. Se hicieron críticas en Madrid a su forma de relacionarse con la orquesta, como si la dirigiera, parece que esto no gustó a alguna persona, qué os pareció a vosotros después de verla en Barcelona ¿eran gestos de complicidad o una verdadera intención de tener manejados a los músicos?

    Saludos,

    maac

  10. Maac, a mi no me molestó en absoluto… De hecho en la gira de Opera Proibita tampoco había dirección de orquesta. A mí personalmente no me parece necesario en una orquesta pequeña…

    Yo creo que los gestos eran de complicidad, aunque es evidente que su forma de moverse le ayuda a comunicarse con la orquesta que tiene a sus espaldas.

    Como se ve en la foto ella estaba situada en una tarima delante de la orquesta…

  11. Jo vaig ser al concert de fa dos anys i també dirigia l’orquestra. Sobta una mica, però té molt mèrit i la interpretació guanya en musicalitat… ara, la pega és que ha de sortir del personatge per fer-ho, i a vegades pot trencar (una mica) la màgia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: