Tancredi (versión de Ferrara)

Ayer por la noche asistí a la primera función de Tancredi (versión de Ferrara) en el Teatro Real. El reparto de esta versión quizá era lo más atractivo y ha sido el triunfador de la noche. La orquesta dirigida por Riccardo Frizza ha empezado un poquito desorganizada en la opertura y poco a poco ha logrado ponerse a muy buen nivel.

Ewa Podleś ha sido un Tancredi magnífico y es que su poderío vocal confiere al papel un carácter que encaja muy bien con la cabezonería de Tancredi en creer durante toda la obra de la infidelidad de Amenaide. Mariola Cantarero ha estado espléndida como Amenaide, un papel que exije mucho de la soprano, tanto en agudos como en graves como en pianísimos y todas las dificultades las ha resuelto muy bien. Su voz se ha ido ensanchando si la comparamos con los vídeos que puse ayer. Los dúos de ambas intérpretes han sido un goce para los que estábamos allí.

José Manuel Zapata también ha hecho muy buen papel con su Argirio, será un buen tenor rossiniano. También estuvieron bien Giovanni Battista Parodi como Orbazzano y Marina Rodríguez-Cusí como Isaura, a la que vimos recientemente en Andrea Chénier en el GTL.

tancredi-trjpg.jpg

Foto: El País

La coproducción, en la que participa entre otros el GTL, no me acabó de convencer. El juego de las marionetas y el coro con máscaras de la comedia del arte, que me recordaban, en parte por el vestuario, a klingons de Star Trek, no me pareció muy adecuado. Por ejemplo, el tratamiento que hace de la famosa aria de Tancredi Di tanti palpitti es deplorable porque Tancredi acaba en el lateral derecho de la escena donde hay una pared de decorado que mata el brillo del final del aria. Al menos eso es lo que percibí desde el lateral derecho del tercer piso, quizá desde otras posiciones la cosa es distinta.

Resumiendo, triunfo de los protagonistas principales que recibieron una gran ovación al final, según me comentaron se trataba de una gran ovación para lo que es costumbre en el Teatro Real.

Lo que más llama la atención de la versión de Ferrara es el final trágico e incluso sobrecogedor con el que acaba la obra y ahí sí que es acertada la dirección de luces. Al mismo tiempo que Tancredi va dando sus últimos respiros todas las luces escena se van apagando a la vez que la orquesta acaba en un pianísmo, algo que difícilmente podríamos relacionar con esos finales brillantes rossinianos con la orquesta y los intérpretes en un concertante.

En el TR también se tose en los momentos más inoportunos. Se escucharon dos teléfonos móviles, de esos que no desconectan sus dueños, a pesar de las múltiples peticiones de que se haga.

Anuncios

Publicado el 8 diciembre 2007 en Sin categoría y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 9 comentarios.

  1. Hola Legolas1962, gracias por tus comentarios…

  2. Yo he asisitido a los dos repartos y, desde luego, soy tajante en esto, el reparto idela habría sido: Pdles, Ciofi, Flórez y Pape. Entonces sí que habría sido apoteósico este Tancredi. Y, por supuesto, una puesta en escena imaginativa, espectacular, bien iluminada, atractiva y no este bodrio insufrible, de lo más feo, monótomo e insulso que he visto en el Real desde que reinició su andadura como coliseo operístico; sólo salvaría la escena final de Ferrara por el acierto de poner a la Podles de pie mientras muere para poderle ver los gestos y oirla perfectamente, aunque sea totalmetne surrealista la imagen de un guerrero moribundo en posición vertical, a lo San Sebastián! jejeje

    Al lado de la Podles, la Barcellona es un elefante en una cacharrería…con graves opacos e inaudibles, con agudos vociferados y estridentes, no sabe hacer trinos, además. Su personaje es plano, monótono, aburrido, sin entidad. Una decepción. Ya pudimos comprobar su múltiples defectos técnicos en el recital que dio con Flórez hace un par de temporadas en el Real. Podles es un prodigio del bien cantar…unso contrastes impresionantes, unos graves cavernosos que retumbaban en toda la sala, una dicción clara y nítida, unso agudos perfectamente emitidos que soprenden por una brillantez y squillo nada esperables en una voz de contralto y una agilidad pasmosa en la coloratura que hacen de su voz un instrumetno ideal y único posiblemtne hoy día para este repertorio tan difícil y exigente.

    En cuanto a la sopranos, algo parecido podriamos decir. La Cantarero está a años luz de la Ciofi! Su primer aria fue para abuchear, torpe , torpe. En el duo con Tancredi mejoró bastante y en su gran escena y aria del acto II dio una de cal y otra de arena, aunque , en general, fue decepcionante evidenciando dificultades en las agilidades, torpes saltos de nota, agudos maullados (salvo el sobreagudo de este aria que logró darlo bien y a todo volumen) unos filados sin especial relevancia ni belleza y bastantes agudos colocados detrás y gangosillos y una cierta tendencia a un vibrato excesivo que afea su timbre dándole tintes gallináceos, todo lo contrario que la Ciofi que estuvo espléndida de todo punto de vista, mucho mejor que con su anterior interpretación en El Elixir , y que desató la euforia del público al término de su gran aria y en los saludos finales, cosa que Cantarero apenas si logró el bravo de algún despistado…

    En cuanto a los tenores, Bruce Sledge tiene un bello timbre pero desafina en lso saltos y agudos. José Manuel Zapata sorprende por el volumen y amplitud de su registro para ser un lírico-ligero, bello timbre pero deslucen sus agilidades que tiene que limar y mejorar, así como la colocación de los agudos, al borde del desafine en más de una ocasión. Aun así, estoy de acuerdo en que puede ser un gran tenor en este repertorio.

    El bajo-barítono Umberto Chiummo que cantó con Ciofi Y Barcellona tiene un isntrumetno de noble metal, poderoso en volumen y aceptable en las agilidades, aunque algo inexpresivo…a lo que la dirección escénica tan torpe no ayudó, claro. Muy, pero qu emuy flojo el otro bajo Giovanni Battista Parodi, con graves fijos y opacos, torpísimas agilidades, pésimos recitativos tanto en lo técnico como en lo expresivo, con una voz fluctuante y sin uniformidad de color…

    Los demás compromisarios simplemente cumplieron.
    Mención especial para el director Ricardo Frizza que logró dotar a cada pasaje de un tempo adecuado y mimó las voces, que no es decir poco en estas lides. La orquesta sonó en estilo y , salvo alguna pifia de los metales, estuvo de notable.
    Un saludo

  3. VIVA ZAPATA!!!!!!!

    Y sin que sirva de precedente no es una consigna revolucionaria, jejejeje. Vaya pasada de Tancredi el del viernes, y el de hoy desde el super palco no digamos…ays. La Podles es una auténtica diosa rossiniana, es una barbaridad cómo canta esa mujer (aparte de la voz tan increíble y magnética que se gasta!!), pero Mei, ¿cómo que José Manuel Zapata “será” un gran tenor rossiniano? YA LO ES!!!!Y qué pedazo de tenor, con una voz preciosa, grande, cálida, que transmite…y encima canta tan bien!!!! Va a ser un triunfo apoteósico su debut en el Met, a ver si podemos estar allí para bravearle como locas 😉

    Besos a la concurrencia 😀

  4. Assur, coincidimos en lo del final de la versión de Ferrara… Por suerte es lo mejor de la producción, en la escena aparece Tancredi cual un San Sebastián aseatado encima de un monumental escudo por flechas rojo sangre… ¡Impresionante!

    Ximo, ja em cuido, ja… Però la veritat és que a Madrid feia un fred i una boira que déu n’hi dó… Donar les gràcies a Renfe no he hagut de patir el vendaval d’avui aterrant a El Prat

  5. Celebro muchísimo que te lo pasaras bien, Mei. A mí, la verdad es que no sólo me gusta más el final de la versión de Ferrara que el de la de Venecia, sino que, además, el final de la de Ferrara me emociona muchísimo y, con todo lo que explicas de los efectos de luces al final de la representación, seguro que debe de ser un final sobrecogedor. Saludos cordiales.

  6. Esperemos “amiguísima” (hoy mucho más que ayer y menos que mañana) Mei que cuando se estrene la producción en el Liceu, estos desajustes lumínicos se hayan corregido. Es la ventaja de no tener la primicia.
    Cuidat molt

  7. El uso de las luces en esta producción, exceptuando el final, es penoso y no ayuda para nada en la creación de ambiente pues el uso de la luz es casi siempre el mismo ofreciendo una imagen plana de la escena…

  8. No esperaba menos de la Podles y me alegro por Cantatero. No me sorprende que no te gustara la producción estando de por medio el GTL, ja ja… Celebro que lo disfrutaras,

  9. Me alegro de que lo pasaras bien. ¡Pero que lástima pues que te fastidiaran algunos momentos con tos y móbiles! Yo estoy preparando una pequeña revolución, ¿verdad que no me dejareis solo? Os mantendré informados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: