De Babelsberg a Beverly Hills, Foyer

Ayer tuvo lugar la primera de las sesiones “golfas” en el Foyer del GTL de esta temporada. El recital de la soprano alemana Angela Denoke con el acompañamiento de un trío jazzísitco, piano, percusión y contrabajo, intentaba dar un repaso a las canciones que acompañaron la carrera de Marlene Dietrich (aunque el recital también incluía un medley con canciones de Zara Leander), desde sus inicios en Alemania con las canciones de Der blaue Engel hasta su llegada a Hollywood.

Y digo intentaba porque el espíritu de la Dietrich no apareció por ninguna parte. Se trató de un recital extremadamente frío y distante. La Denoke no acabó de llegar al público, en ningún momento se dirigió a él. Se empeñó en cantar las canciones tal como lo haría una soprano y en este repertorio esto no se puede hacer. Son canciones que se cantan, tal como estábamos ayer en el Foyer, en un club ante un público sentado en mesitas y bebiendo copas de cava, no ante un patio de butacas.

En estas condiciones el recital no fué como se anticipaba, un recital lleno de energía que de verdad nos hiciera rememorar a la Dietrich. Más bien fué un recital aburrido del que sólo destacaría Johnny! Wenn du Geburgstag hast del medley de Marlene Dietrich. Fué el único momento en el que la Denoke se olvidó que era una soprano y nos hizo pensar en la Dietrich.

La Denoke estuvo mejor en las canciones en alemán. En las canciones en inglés demostró poca seguridad, daba la sensación que no sabía muy bien cómo colocar la voz, quizá por no tenerlas dominadas por completo.

Al final del recital nos ofreció dos nuevas canciones de las que nos quedamos con las ganas de saber cuáles eran porque no las presentó al público.

Resumiendo, una ocasión perdida para rememorar a la Dietrich en el Foyer, sin contar que en el programa faltaban varias de las más famosas canciones de la Dietrich, que algunas de sus canciones insignia se interpretaran en un medley no facilitó que la recordáramos plenamente.

Para compensar lo de ayer escuchemos a la Dietriech en Ich bin von Kopf bis Fuss auf Liebe eingestellt de la película Der blaue Engel.

Vídeo de 1970STH.

Anuncios

Publicado el 15 diciembre 2007 en Sin categoría y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Me imaginaba algo así. Pues que lástima, pero hay que reconocer que estos homenajes a divas con tanto carisma corren el riesgo de acabar siendo horchata.

  2. Y qué me decís del destrozo arreglístico e interpretativo de esa misteriosa joya de Kurt Weill “My ship”, del idolatrado musical “Lady in the dark”? Fue lo peor de la velada. Y qué decir de los movimientos “císnicos” de brazos repetidos hasta el agotamiento…? Pues ella parecía tan felíz, satisfecha y contenta. Se conforma con muy poco esta señora…

  3. Llàstima que fos Freixenet, oi? Una abraçada.

  4. La verdad es que nunca me había aburrido tanto teniendo al intérprete a menos de cinco metros… Sólo te queda apurar la copita de cava… 🙄

  5. Jajaja… No se puede ser más explícito.

  6. ¡COMO NOS ABURRIMOS MEI!

  7. Hay artistas que tienen tanta personalidad que parece imposible que alguien pueda acercarse a ellos y Marlene Dietrich es una de esas artistas. No puedo opinar porque no estuve en el recitar pero pensando, dentro del mundo de la lírca, en alguien que pudiera hacer justicia al repertorio de la Dietrich, no imitándola, se me ocurre el nombre de Anne Sofie von Otter. Gracias, Mei, por la información.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: