Lo que no pude hacer el lunes

Ayer tendría que haber asistido al concierto de la Sinfónica de Göteborg en el Palau de la Música que suponía el debut como director de Gustavo Dudamel en Barcelona. Me lo perdí porque no me dejaron salir de casa porque me veían todavía débil para aguantar un concierto entero en esas sillitas de los palcos del segundo del Palau de la Música.

La verdad es que tenía muchas ganas de escuchar un concierto dirigido por este joven director venezolano surgido del famoso Sistema Nacional de Orquestas Infatiles y Juveniles venezolano fundado por el Maestro Abreu que recibió recientemente el Premio Príncipe de Asturias de Las Artes.

Después de haber perdido la oportunidad de escucharle en su debut madrileño en el auditorio por problemas de horario me compré la entrada en Junio con ganas de verle. Entonces poco podía prever en qué situación me encontraría ayer.

La Konserthuset, sede de la Orquesta Sinfónica de Göteborg

Será cuestión de volver a Göteborg antes de que se haga cargo de la Los Angeles Philarmonic que me pilla un poco más lejos. O aprovechar su paso por el Auditori el próximo Abril con la Joven Orquesta Simón Bolívar.

Afortunadamente Joaquim nos ha dejado una crónica de lo que se intuía que sería un éxito. En lugar de asistir al concierto me conformé escuchando a Hillary Hahn, acompañada por la Orquesta Sinfónica de la Radio Sueca, bajo la dirección de Essa-Pekka Salonen que tampoco está nada mal.

Os dejo el último movimiento, allegro ma non troppo, del concierto para violín y orquesta de Jean Sibelius.

Publicado el 28 octubre 2008 en General y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 9 comentarios.

  1. Mei, me hubiera gustado que hubieras visto este concierto, pero prefiero que te pongas en forma pronto.
    A Dudamel lo veremos, espero, muchas veces. Tu salud y recuperación es lo más importante.
    Cuidat molt!

  2. Gracias, Joaquim… Pronto estaré en forma…🙂

    Carlos, entre esta tarde y mañana me pondré con el tema…😉

  3. Mei,
    Posa’t bé que en Gustavo ja tornarà.
    Jo vaig millorant sempre amb l’ajuda del pas del temps i dels antiinflamatoris.
    Aviat ens tornaràs a sorprendre amb les teves cròniques de viatges llampec per gaudir dels tresors que els teatres d’Europa ens ofereixen i tu ens fas compartir.
    Amb afecte!

  4. Olympia, només puc dir-te que la pròxima escapada prevista serà a Madrid el Desembre vinent i la següent a Munic a principis de Gener…🙂

  5. Mei,
    El concierto que tu no pudiste ver el lunes, aquí lo vimos el martes. Para mí, ese será uno de los conciertos que recordaré como espectacular. Empezando porque, en mi modesta opinión, para que haya un buen director es necesario una orquesta y la Göteborgs Symfoniker es de las excepcionales.

    Entrando en el programa, me encantó la pieza de Hillborg y la sinfonía inextinguible, aunque no las conocía, quizás la segunda la haya escuchado en alguna ocasión pero desde luego no la recordaba.

    En cuanto al concierto de Sibelius, pues no creo que estuvo a la misma altura que las dos anteriores, y supongo que esto se debe al joven violinista Sergey Khachatryan. Me pareció que optó por una interpretación fría y academicista, que le restó sonoridad y musicalidad y que sinceramente no me apasionó.

    Por cierto, todo lo contrario a la que tu has puesto que es una maravilla y que te agradezco muchísimo, menudo par; la Hilaria y mi Pekka Salonem, me cachis qué buen gusto tienes para seleccionar, Mei.

    Durante todo el concierto y viendo la rigidez del chico me vino a la cabeza mi violinista favorito, un junco sexagenario, ágil y elástico que es capaz de sacarle una sonoridad al violin que te deja sin respiración. Voy a desvelar el secreto, pos si; adoro a Gidon Kremer.

    El bis con ritmo de maraca el “tico tico” con la sección de viento quitándose la chaqueta y el público entregao, porque considerando la edad de la población del Palau, para la mayoría esa canción y Carmen Miranda estaban en el top ten de su juventud….genial!!!

    Me alegro mucho de que estés mejor y no te preocupes porque seguro que tendrás muchas ocasiones de verlo, con 27 añitos que tiene el chiquillo, le queda aún por darnos muchas alegrias.

    Gracie mille Mei por tu estupendo Sibelius, el que escuchamos no fue mejor!!!!

  6. Assai, me alegro que disfrutaras del concierto… En cuanto a Dudamel ya sé que tendré más oportunidades pero me fastidió un poco no poder ir…

    En cuanto a la Hahn, qué puedo decir… Esta violinista es estupenda y es un gusto escucharla en todo lo que toca…

  7. Això faré, Vianant…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: