Fidelio, #91

Comentaré brevemente la función de ayer ya que se trataba del mismo reparto que la comentada en la entrada Fidelio, #88.

El público ayer en el GTL estuvo bastante frío, acorde con la muy fresca tempertura a la que estuvo la sala toda la tarde. Pocos aplausos en las intervenciones individuales, tampoco en las de grupo. La única que recibió el aplauso fué Karita Mattila en su difícil aria del primer acto.

Pocas cosas mejoraron en la función de ayer respecto a la del lunes. Clifton Forbis consiguió cantar su parte sin gallear como en la primera noche pero las carencias de su canto se hicieron más perceptibles. Su canto se estrangula cuando tiene que atacar las notas agudas y el resultado es que la voz se va haciendo más pequeña. Sin aire no hay volumen.

Stephen Milling, en el primer acto, no estuvo muy inspirado, estuvo un poco descuadrado. En el segundo acto mejoró un poco.

En cuanto al resto del reparto me mantengo en lo dicho de la función del lunes.

La orquesta mejoró un poco sigue mostrando algunas deficiencias. Por lo menos hay que reconocer que está, en comparación, más entonada que en la temporada pasada. Creo que Sebastian Weigle extrajo todo lo que se podía de la orquesta.

Al final grandes ovaciones para Karita Mattila y para Sebastina Weigle.

El próximo domingo asistiré la última función del segundo reparto, ya veremos cómo irá la cosa.

Aparte de sufrir los rigores del sistema de climatización de la sala en mis propias carnes también hay que sufrir el ruido que produce. Además durante el primer acto también se oyeron unos ruidos que no supe identificar.

Ayer entre el público vimos a Nina Stemme que debe estar preparando ya el próximo título del GTL, Salomé, que supondrá su debut en este rol. Espero que nos deje tan impresionados como su debut en el GTL con Jenůfa hace ya algunas temporadas.

Publicado el 25 mayo 2009 en General y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. Vale, a mi me toca el miércoles. Llevaré una buena chaqueta… y tapones en los oídos para cuando ¿cante? Forbis. Gracias por la recomendación…
    Tengo muchísimas ganas de ver esa Salomé.

  2. Mei,
    Em vendria l’entrada però, d’altra banda, penso que el dia 2 j’hauran assajat molt i potser el tenor, baixant el to, deixi d’ofegar-se.
    Salutacions!

  3. Fidelio es una ópera especial en la que gran parte del público le cuesta entrar.Su inicio camerístico creo que cuesta de asimilar.Creo que la función de ayer fue notable con una Karita Mattila de esplendor vocal y magnetismo escénico evidentes.Clifton Forbis tuvo problemas en la emisión pero defendió correctamente el difícil rol de Florestan.Terje Stensvold tiene una imagen de persona mayor,alto y desgarbado pero tiene una voz importante y supo imprimir carácter al antiheroe Pizarro,hermano de Telramund o kaspar.Para mí los roles interpretados de forma más discreta fueron Rocco con un Stephen Milling de emisión dubitativa y Marzeline con Elena de la Merced cercana al registro de soubrette.Por último la dirección de Sebastian Weigle tuvo la virtud de querer seducir más que impresionar lo cual con una Orquesta de nivel notable(unicamente) como la del Liceu supone un muy loable esfuerzo.El persistente ruido que se oyó durante el primer acto y desapareció tras el coro de los presos creo que pertenecía a un audífono.

    • Gracias, dandini, por desvelar la fuente del molesto ruido…

      Elena de la Merced, a pesar de lo que dices de su registro de soubrette, me pareció una buena Marzelline…

  4. 2º reparto de Fidelio ayer.Afortunadamente sin ruiditos audiofónicos.La Orquesta a un nivel similar con un Weigle inspirado,especialmente en el 2º acto.Gabriele Fontana para mí una muy buena Leonore(sin superar a Karita Mattila) con una voz de timbre oscuro no excesivamente bello(un poco Rysaneck), alguna dificultad evidente en los agudos,pero caramba una gran profesional ,conocimiento exhaustivo de su rol y especialmente efusiva.A su lado Ian Storey,una voz importante con muestras de vibrato( que tenor de este repertorio no lo tiene?)y canto expresivo que superó a su homólogo.Lucio Gallo como Pizarro tiene algún punto de impacto acertado pero su canto abunda en portamentos y sonidos fijos lo que me hace inclinar la balanza por el otro intérprete.Excelente el Rocco de Friedemann Röhling a pesar de su timbre excesivamente baritonal.Grata sorpresa con la Marzeline de Elena Copons.La soprano de Terrassa y residente en Viena posee una voz de mayor entidad que su homóloga y una depurada linea de canto lo cuál explica que recibiera la mayor ovación de la noche en los saludos finales.Así mismo excelente David Alegret en el breve rol de Jacquino exhibiendo una bella voz que en el Liceu se proyecta sin dificultad.En Resumen excepto Leonore y Pizarro mejor nivel en el 2º reparto.

    • Gracias por la reseña, dandini… Espero ver el segundo reparto el próximo domingo… Ya pensé que merecía la pena verlo, aunque la Mattila es mucha Mattila…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: