Das Rheingold, Met

Ayer me fuí al cine para ver en directo el primer título de la serie Metropolitan Opera HD, Das Rheingold.

Por fortuna la recepción en alta definición fue muy buena, si exceptuamos un par de microcortes por recepción de señal baja. He de decir que la experiencia fue muy positiva y disfruté de un espéctaculo de grandes proporciones, como no puede ser menos tratándose de la Metropolitan Opera.

El asistir a la retransmisión en cine proporciona otra ventaja y es poder disfrutar previamente a la función de un reprotaje sobre la producción y la entrevista de un anfitrión a la estrella de la noche. En este caso Deborah Voigt y Bryn Terfel.

El reportaje aportó más información sobre los medios que se han desplegado en esta nueva produccion ideada por Robert Lapage y realizada por sus colaboradores de Ex Machina, un grupo creativo multidisciplinar al servicio de la escena. El New York Times calificó la producción de Hihg Tech y no se pasan con el calificativo. La escena la preside una gran estructura hidráulica que se va transformando según las necesidades escénicas. En ella se proyectan imágenes que ayudan a dinamizar la escena y crear efectos impactantes como el que pudimos ver al finalizar la obra.

A pesar de todo quizá lo más dfiícil de transmitir en una retransmisión es la acústica del teatro. La captura de las voces con micrófonos distorsiona la valoración cualquier valoración que podamos hacer.

Mi percepción es que en general el rendimiento vocal fue excelente. Impactante e intenso el Alberich de Eric Owens. Impresionante el poderío vocal de Stephanie Blythe como Fricka. Rotundo Franz-Josef Selig como Fasolt. Brilante Richard Croft como Loge.

Bryn Terfel, como Wotan, quizá sonó un poco más opaco. No pude evitar comparar su voz con las de Selig o la Blythe. A pesar de todo estuvo bien.

El resto del reparto estuvo francamente bien. La orquesta bajo la dirección de James Levine sonó compacta y segura en todo momento.

Al final aplausos para todos y, lo que me pareció a mí, pequeña bronca para Richard Croft. Por eso decía que no sé hasta qué punto se oye en la sala del cine lo mismo que oye el público del Met.

Vídeo de TheNewYorkTimes.

Me he quedo con las ganas de repetir experiencia el mes que viene con el Boris Godunov en el que debuta papel René Pape.

Después de este brillante incio del Anillo del Nibelungo espero con muchas ganas la próxima parte, Die Walküre, el próximo Mayo, con un reparto plagado de cantantes interesantes, Jonas Kaufmann, que debuta como Siegmund, y Eva Maria Westbroek como Sieglinde.

Publicado el 10 octubre 2010 en General y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 9 comentarios.

  1. Hola Mei,

    Ayer también asistí a la retransmisión en directo de “Das Rheingold”. Estuve en la Sala 3 de Yelmo Icaria, donde la pantalla gigante era sólo “gigantita”. No sé si ocurría lo mismo con la otra sala. La puesta en escena era, efectivamente, de high-tech. Impresionante en varios aspectos. Por ejemplo, la cantidad de burbujas que se ven detrás de cada una de las hijas del Rhin cuando “nadan” depende de la potencia de la voz de cada una de ellas ;-)). Muy conseguidas algunas escenas, como la escena de Wotan y Loge cuando van y vuelven de los dominios de Alberich, las hijas del Rhin, la escena final… Otros efectos menos conseguidos… como cuando Loge anda despaldas, la aparición cómica de la rana gigante (risas del público)…

    En cuanto a las voces en el cine estuvieron francamente muy bien, pero creo que tiene razón en lo que apuntas y no es lo mismo que estar en el teatro. Había visto en directo a Eric Owens en Capuleti en Londres y me pareció muy justo de voz, al menos frente a Anna y Elina. Sin embargo ayer estuvo genial. Todos estuvieron muy bien. También me pareció que hubo varios abucheos para Croft, cosa que me sorprendió mucho.

    • Yo estuve en la sala 15, Carlos, y la verdad es que la pantalla de esa sala no es de las más grandes pero me pareció aceptable desde donde estaba, en la fila 6…

      Es verdad que en los Capuletos de la ROH Owens no estuvo muy entonado con una emisión oscilante y que imponía poco, ayer me pareció muy entonado… Supongo que todo el mundo tiene sus altibajos…

  2. bon dia, Mei,
    Yo también estuve en la sala 3, mucho frío y me tuve que poner tapones en los oidos. Me lo pasé muy bien, me reí del atrezzo y me indignó el vestuario. Me encantó Alberich y Fricka, y Loge, flojo, parecía un pizpireto príncipe y no un dios gamberro y listo. No pude escuchar con detalle la música porque las voces la tapaban. Me perderé el Boris G, ya nos explicarás.

    • Hola, kalamar, yo estuve en la otra sala y no noté lo que comentas del frío y del volumen del sonido…

      Espero poder ir a la retransmisión del Boris y hacer la crónica…

  3. Coincido totalmente contigo en que la voz de Bryn Terfel se ha vuelto algo opaca,mate a pesar de ello sigue siendo un grandísimo cantante.La producción me pareció una fantastica exhibición de ingeniería que sin embargo olvida la parte actoral y el debate conceptual(que está ausente).Por último creo que el sonido era espectacular y nítido en el apartado de voces y dejaba un poco atrás a la orquesta que sin embargo se mostró extraordinaria en manos del mago: James Levine. No estaria mal que en posteriores ocasiones hubiera un mayor equilibrio en este aspecto.A pesar de ello disfruté como un enano (nibelungo ? ).

    • dandini, después de superar el deslumbramiento high-tech de ayer coincido contigo, esa gran escenografía hidráulica a veces empequeñece a los dioses que ante esas dimensiones se hacen más humanos…

      Veremos que nos depara la primera jornada del anillo, aunque Mayo está todavía lejos…

  4. Impactante el final que a mi gusto es el mejor en cuanto a puesta en escena pero me parecio que sustituyeron a Blyhte en la marcha final. me hubiese gustado q Lepage salga al final para recibir los aplausos aunque me quede triste por ver el estado de Levine, se notaba que termino extenuado

  5. Acabo de leer en el Financial Times q Lepage fue abucheado en la primera presentacion, estan locos lo neoyorkinos???

  6. Javier, la entrada en Walhala me pareció muy lograda, creo que los que entraron eran actores y no los cantantes…

    No sé si los neoyorkinos están locos, en todos sitios cuecen habas…😉

    En cuanto a Levine, 40 años al frente de la orquesta son muchos años y sus problemas con la espalda le deben dejar exhausto al final de cada función…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: