Dandini en Basilea

Hacía tiempo que me rondaba por la cabeza la idea de visitar el Theater Basel y finalmente ha sido posible estas navidades con la visión de dos espectáculos. El teatro de la Ópera de Basilea ha ganado el premio “Ópera del año” que otorga la prestigiosa revista Opernwelt en dos ediciones consecutivas. También pesaron los elogios del blog amigo Opera Cake.

La primera ópera visionada era Aida. La producción de Calixto Bieito ha recibido grandes elogios (justificados) en prensa y blogs. Bieito ha trasladado el amor entre dos miembros de bandos enemigos al estadio deportivo.

Como en todas sus regias hay escenas de gran contundencia como por ejemplo en el finale secondo desciende una enorme reja que cierra el escenario a la que suben los prisioneros y tras la cual cantan protagonistas y coro que resulta de enorme impacto.

Ramfis es un hincha extremista, pintado con los colores de su equipo, aficionado a los sacrificios de animales y que también pretende a Amneris. Ésta morirá a manos de los suyos por defender al traidor Radamés.

Alusiones a la explotación infantil, a la pederastia, el clero exaltando la violencia partidista y una ciega fanática dirigiendo con su bastón el canto de los seguidores, etc, etc.

Como es habitual todo muy bien ensayado y algún detalle superfluo como la prisionera deambulando sin cesar en ropa interior o el señor trajeado espectador de la violencia en los dos últimos actos. En fin, un espectáculo de gran contundencia que nos enseña el camino a seguir y que tras un ligero pulido puede ser de referencia.

En el capítulo de los cantantes el nivel era más desigual. La Aida de Adriana Marfisi tiene todas las notas y buena línea de canto pero el sonido es feo e ingrato.

Sergej Khomov empezó frío como todos los Radamés pero ya emitió un si bemol en pianísimo al final del aria, muy interesante. En los restantes actos estuvo espléndido.

Algo parecido sucedió con Tanja Ariane Baumgartner (a la que vimos una impactante Eboli en Frankfurt) que estuvo impresionante en el cuarto acto.

El barítono coreano Eung Kwang Lee (1981), premio Viñas 2007 donde cantó el aria del Príncipe Igor, es uno de los cantantes más prometedores del panorama actual. Grandes facultades, fraseo cuidado y temperamento desbordante. Siguiendo por este camino en unos años será muy popular.

Como muestra dejo un vídeo del prólogo de Pagliacci cantado por Eung Kwang Lee.

Vídeo de stoyanlee.

Gran impacto vocal y escénico del Ramfis de Daniel Golosov y secundarios de primer orden.

La batuta de Maurizio Barbacini fue plausible pero la orquesta tuvo algún esporádico fallo al igual que el coro.

El segundo espectáculo fue La Dama de Picas, en una versión ligeramente abreviada en lo musical de. Sorpresa mayúscula con el director de escena David Hermann (1977).

Este joven ha presentado trabajos suyos en Salzburgo y este año debuta en el Teatro Real, por lo visto a Gerard Mortier también le agrada.

En general podríamos decir que la historia viene contada y contrastada entre lo que siente el protagonista, Hermann, y lo que realmente ocurrió.

Me parece una solución fantástica. La escena de la habitación de la Condesa-Liza creó un silencio entre el público parecido al que provocan los pianísimos de la mismísima Edita Gruberova.

No voy a explicar los detalles pero os aseguro que este hombre posee un talento difícil de igualar. Al final de la obra el protagonista acaba apuñalando a Yeletsky que es el responsable de la muerte de Liza. Su mente paranoica le produce esta visión.

A nivel escénico, y según mi baremo personal, este es el mejor espectáculo que he visto este año junto a la Carmen del Liceu dirigida por Calixto Bieito y el Billy Budd de Frankfurt – Amsterdam dirigido por Richard Jones.

En el aspecto musical el rendimiento fue también excelente. Rotunda y expresiva la Liza de Svetlana Ignatovich, cantante revelación según la revista Opernwelt, con alguna leve tirantez en un par de agudos.

Maxim Aksenov (1982) lució como Hermann unos grandes medios vocales(con algún punto esporádico de reserva)y una actuación escénica impecable .

De nuevo extraordinario Eung Kwang Lee como Tomsky y también excelentes Hanna Schwarz, Condesa, Eugene Chan, Yeletsky, y Valentina Kutzarova, Polina.

Muy brillante actuación de la orquesta del teatro bajo la batuta espléndida de Gabriel Feltz, principal director invitado de la casa, y notable actuación del coro.

Bravos y éxito generalizado para todos .

En definitiva dos espectáculos muy estimulantes que nos muestran el funcionamiento de un teatro con un proyecto artístico que merece sin ninguna duda el título de Ópera del año con una orquesta algo superior a la del Liceu pero no al nivel de otros teatros del área germánica.

Aconsejo a quien pueda que no se pierda esta La Dama de Picas que no me extrañaría que ganara el tributo a la mejor dirección escénica del año.

Dandini

Anuncios

Publicado el 7 enero 2011 en General y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Gracias por la detallada crónica, dandini… 🙂

  1. Pingback: World Spinner

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: