Ariane et Barbe-Bleue, #100

Ayer se estrenó en Barcelona la única ópera de Paul Dukas, Ariane et Barbe-Bleue. Sólo por esa razón ya es recomendable ir al GTL.

Ariane Barbe-Bleue es una ópera que merece una oportunidad, es una lástima que se represente tan poco. A mí me parece esta ópera mucho más asequible que la más representada Pelléas et Mélisande de Debussy, la música no resulta tan densa.

Supongo que una de las razones por las que es tan poco representada es por la exigencia vocal y dramática para la intérprete de Ariane. El personaje permanece en escena toda la obra y la exigencia vocal es alta, requiere de la cantante unos registros grave y medio, sólidos y un registro agudo solvente.

Seguramente todos estos requisistos los reunía la soprano holandesa incialmente anunciada, Eva-Maria Westbroek, que finalmente canceló estas funciones por motivos de salud. Su lugar fué ocupado por Jeanne-Michèle Charbonnet que defendió un papel con una voz un tanto oscilante en los compases iniciales y que se fué encontrando más cómoda en el papel a medida que avanzaba la función.

Patricia Bardon, como la nodriza, dejó muestras de la contundencia de sus graves en el no muy largo papel.

Muy bien las cinco cantantes que interpretaban a las otras mujeres de Barbe-Bleue, Gemma Coma-Alabert, como Sélysette, Beatriz Jiménez, como Ygraine, Elena Copons, como Mélisande, Salomé Haller, como Bellangére, y Alba Valldaura, como Alladine.

José van Dam, como Barbe-Bleue, estuvo poco contundente en su corto papel.

Muy bien la orquesta bajo la batuta del maestro Stéphane Denève que consiguió que la orquesta volviera a los niveles de incio de temporada después de unas prestaciones un tanto desangeladas últimamente. Volvimos a las buenas prestaciones del Falstaff donde la orquesta fue dirigiada por Fabio Luisi.

El coro, que no pisó el escenario, a penas se oía al incio de la función, estuvo bien. Creo que la dirección escéncia de Claus Guth y su decisión de borrar del escenario al coro escatimó dramatismo en los momentos inciales del primere acto y en el tercer acto.

La producción de Claus Guth me pareció demasiado minimalista para acompañar los densos climas musicales de la obra. En el primer acto no consiguió recrear en escena la lluvia de joyas pese a los juegos de luces. En el segundo acto las otras mujeres parecían más pacientes de un sanatorio mental que cautivas, me recordó demasiado a lo que ya vimos en el Parsifal que presentó Guth esta temporada.

Foto: El Periódico / Francesc Casals

Lo más inquietante de la producción, al menos para mí, es la mansión, cubierta de nieve, de la proyección inicial del primer acto y al final de la ópera. No pude evitar pensar en el secuestro de la austríaca Natascha Kampusch y su capacidad de esperar el momento de escapar, al contrario de las mujeres de Barbe-Bleue. Aunque la producción es del 2005, anterior a la liberación de la secuestrada, no deja de ser un interesante contrapunto.

Al final aplausos para todos, especialmente para el maestro Denève. Ningún abucheo para la producción de Guth, lo que le convierte en unos de los directores que menos mal lo ha pasado al salir a saludar esta temporada.

Comentar que al entregar los ramos de flores se descontaron y hubo quien se quedó sin ramo. José van Dam cedió el suyo a Jeanne-Michelle Charbonnet que se quedó sin. A parte de que por lo visto las Relaciones Públicas del GTL no saben contar, se insiste en empezar a repartir los ramos por los extremos, donde no están los interprétes principales. Espero que corrijan esta manera de entregar los ramos que en lugar de ser una recompensa por el esfuerzo realizado se convierte en algo rutinario carente de valor.

Intentaré escuchar en directo a la otra Ariane, Katarina Karneus, de la cual puse hace unos días un fragmento interprentando este papel recientemente.

Ariane et Barbe-Bleue será retransmitida en cines el 29 de Junio (listado de cines) y por radio en Catalunya Música el próximo 5 de Julio.

Ver Ariane et Barbe-Bleue, #114.

Publicado el 19 junio 2011 en Temporada y etiquetado en , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. ¡Gracias, Mei! Espero vivirla en directo el día 8 y haré por escucharla a Karneus…Es muy bella “Ariane”. Un beso.

    • Hola, Leonora… Creo que la Karneus ofrecerá una Ariane más homogenea que la Charbonnet, aunque me comentaron que no tiene la voz muy grande…

      Todavía no he pillado entrada para la Karneus pero si vienes para el 8 me apunto… ¿Vienes también para el Tamerlano y Daphne…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: