Archivo del sitio

Agrippina, brillante inicio de temporada del GTL

La temporada de ópera del Gran Tatre del Liceu propiamente dicha empezó el pasado con Agrippina de Händel.

Un potente reparto, digno de los mejores teatros, encabezado por Sarah Connolly y con Malena Ernman, Danielle De Niese, Franz-Josef Selig, David Daniels, Henry Waddington, Dominique Visse y Enric Martínez-Castignani y una producción dirigida por David McVicar presagiaban lo mejor que se confirmó el día del estreno.

Las cinco intensas semanas de ensayos han conseguido que la acción en escena sea fluida y que no se note nada fuera de lugar.

Sarah Connolly es una perversa y desinhibida Agrippina. La cantaba por primera vez en italiano, debutó Agrippina en la ENO en inglés.

Danielle De Niese, en su debut en el teatro, deja huella con su dominio de las tablas y Malena Ernaman, que también debutaba, nos ofreció un Come nube estratosférico.

David Daniels fue un buen Ottone y lo mismo podemos decir del resto del reparto. Es destacable el trabajo de los figurantes que ayudan a cohesionar las escenas y que el ineterés no decaiga.

La reducida orquesta bajo la batuta de Harry Bicket sonó muy bien. Jory Vinikour, al clave, también intervino en una de las escenas más entretenidas de la producción.

Sólo una recomendación: no perdérsela. Todavía quedan tres funciones, la del 26 de noviembre, a las 20:00h, será retransmitida por Radio Clásica de RNE.

Vídeos de LiceuOperaBarcelona.

Ariodante, Auditorio Nacional

Después de un invierno poco agitado desde el punto de vista lírico, y después de una Bohéme un tanto decepcionante en el GTL, reecontrarse con Ariodante de Händel el domingo pasado fue reconfortante.

A pesar de la cancelación de Joyce DiDonato, por motivos de salud, el Ariodante que se escuchó en el Auditorio Nacional de Madrid fue excelente y para guardar en el recuerdo.

A diferencia de la gira anterior, cuyo inicio fue el año pasado en Baden BadenAriodante se presenta ahora con un intérprete menos y con los cortes consiguientes en la partitura, en recitativos y con algún aria menos.

Sarah Connolly fue una subsustita excelente, ofrece un Ariodante más contenido que Joyce DiDonato pero igual de interesante y quizá más adecuado al ritmo lento que imprime Alan Curtis a la partitura, lo que al final fue un aliciente. A pesar de estar un tanto nerviosa al inicio, me parece que era la primera que cantaba la ópera completa, tuvo unas intervenciones brillantes.

Su interpretación de  Scherza infida emocionó al auditorio, incluso la segunda violín llegó a llorar de emoción. También estuvo imponente en Cieca notte.

El resto del reparto estuvo igual de bien que en el concierto de Baden Baden. Marie-Nicole Lemieux logró que el público se lo pasara en grande con su extrovertida interpreatción de Polonesso, fue la primera en arrancar apalusos del frío público.

Sabina Puértolas logró una mejor prestación que en la anterior gira, la noté más segura y relajada en el papel.

Karina Gauvin consiguió también emocionarnos con el aria Il mio crudel martoro y el público la aplaudió merecidamente.

Muy bien Matthew Brook y Nicholas Phan, con una potente voz de tenor.

Il complesso barocco me pareció más centrada que en el concierto de Baden Baden.

Al final el público brindó una larga ovación a los intérpretes certificando así el éxito del concierto.

Por suerte pudimos disfrutar de un bis con el final de la ópera, el dúo entre Ariodante y Ginevra y los coros finales.

Escuchemos el dúo Bramo haver mille vite del final de Ariodante por Sarah Connolly y Rosemary Joshua acompañadas por The English Concert dirigido por Harry Bicket.

El programa de mano confirmaba la vuelta de Sarah Connolly al GTL con la ópera Agrippina de Händel, imagino que para la temporada 2013-2014.

Connolly canta Händel

La gira de Il complesso barocco con Ariodante ha perdido uno de sus mayores atractivos: Joyce DiDonato ha tenido que cancelar su participación por prescripción médica.

La gira se iniciaba este fin de semana en Madrid, por suerte podremos disfrutar de otro Ariodante de nivel. Sarah Connolly es la encargada de su substitución.

Sarah Connolly interpreta un pausado y contenido Scherza infida acompañada por The Symphony of Harmony and Invention dirigida por Harry Christophers. La grabación es del año 2004.