Archivo del sitio

Lo que me queda por contar (1): Tannhäuser, ROH

Por varias causas no pude escribir las crónicas de algunas funciones a las que he asistido en el extranjero estos últimos meses.

El pasado 11 de Diciembre asistí al estreno de la nueva producción, firmada por Tim Albery, de Tannhäuser en la ROH.

La puesta en escena del primer acto, el Venusberg, me pareció bastante acertada. Jasmin Verdimon, la coreógrafa, resuleve la escena de la bacanal con un balet muy físco, en constante moviento que cuenta con el apoyo de una larga mesa con ruedas que mueven los bailarines por todo el escenario. Así se consigue comunicar el subidón de adrenalina de la escena sin necesidad de ofender a nadie.

Los otros actos se desarrollan en un escenario que muestra un universo decadente y en ruinas. A mí se me hizo difícil creer que allí les preocupara la belleza romántica en un concurso de canto.

Albery abusó de los huecos en el escenario, Venus sale literalmente del submundo, desde abajo del escenario dejando un gran agujero en escena. Creo que perjudicó la acústica ya que el sonido que emitían los cantantes se perdía por allí perdiendo toda proyección.

El coro de peregrinos, un momento clave de la ópera, quedó un tanto desdibujado por dos motivos, estaban fuera de escena y el escenario era completamente negro con un agujero en el suelo, con lo que se perdió parte de la magia. La misma escena en el Liceu hace varias temporadas fue mucho más impactante.

Johan Botha, como Tannhäuser, empezó muy bien pero no aguantó hasta el final pasando algún que otro apuro en el último acto.

Michaela Schuster, como Venus, no me acabó de convencer. No consiguió transmitirme ni un ápice de sensualidad y eso en este papel no es lo más conveniente.

Eva-Maria Westbroek, como Elisabeth, me pareció bien, tampoco logró dejarme una impresión duradera.

En cambio Christian Gerhaher, como Wofram von Eschenbach, volvió a captar la atención del público, lo mismo que ya ocurrió en el Tannhäuser madrileño de hace unas temporadas.

Escuchémosle en el aria de la Estrella, la grabación procede las funciones de Diciembre en la ROH.

Su bonita voz y buen hacer vocal le han valido el reconocimiento con el premio Lawrence Olivier de este año en el apartado Destacado desempeño operísitico por su interpretación en este Tannhäuser. No me extraña en absoluto.

Destacable también Christof Fischesser, como Hermann.

La orquesta bajo la dirección de Semyon Bychkov estuvo muy bien.

Anuncios

Lo que nos dejó le verano de 2010 (2)

Otro de los éxitos del verano ha sido el Fidelio que se ha ofrecido de forma semiescenificada en el Festival de Lucerna.

En esta ocasión Nina Stemme debutaba como Leonore y compartía escenario con Jonas Kaufmann como Florestan, les acompañaban la Mahler Chamber Orchestra, la Lucerne Festival Orchestra y el Arnold Schoenberg Chor bajo la batuta de Claudio Abbado.

Escuchemos a Nina Stemme en el aria de Leonore, Abscheulicher! Wo eilst du hin?, de la función del 12 de Agosto.

Escuchemos la escena final de la ópera con Peter Mattei, como Don Fernando, Jonas Kaufmann, como Florestan, Nina Stemme, como Leonore, Christof Fischesser, como Rocco, Rachel Harnisch, como Marzelline y Christoph Strehl, como Jaquino, de la misma función.

Vídeos de TheHumperdinck.

Por suerte está prevista la edición de este concierto por DECCA. Su puesta a la venta está prevista para Noviembre de este año.