Archivos Mensuales: noviembre 2012

Die Zauberflöte, Palau de la Música

Ayer en el Palau de la Música inauguró el ciclo Palau 100 la Akademie für Alte Musik Berlin interpretando Die Zauberflöte en versión de concierto.

Como era previsible la dirección de Jacobs y la Akademie für Alte Musik ofrecieron un Mozart vibrante, con unos tempi más vivaces y con una orquesta que era algo más que acompañamiento para los cantantes. El uso del pianoforte en los recitativos añadió una nueva dimensión, quizá más popular y desmitificadora, a la partitura.

Por otra parte, ofrecer en versión concierto un singspiel con todos los diálogos y alteraciones me parece discutible. Más si se trata de una función para un público no alemán. El concierto se podría haber reducido en lugar de durar más de tres horas.

El reparto que se presentó ayer en el Palau no era el mismo que el de la grabación para Harmonia Mundi que apareció en 2010, que comenté en su día en el blog. Una lástima porque en comparación con la brillantez orquestal los cantantes palidecieran un poco.

El tenor finlandés Topi Lehtippu, como Tamino, tiene una voz con problemas de proyección y de una belleza discutible.

Miah Persson, substituyendo a la soprano inicialmente anunciada, me pareció una más convincente Pamina. Su proyección y claridad vocal fue una de las mejores de la noche. Siguiendo la batatuta de Jacobs su Ach, Ich fühls fué a un tiempo más rápido del que estamos acostumbrados, puede gustar más o menos pero fué de buena factura.

Marcos Fink, como Sarastro, continua en su tónica de habitual una bonita y clara voz de bajo que flaquea en el registro más grave.

Daniel Schmutzhard me pareció un Papageno de poca personalidad. Lo mismo podría decirse de su compañera Papagena, Sunhae Im.

La soprano turca Berçu Uyar, como Reina de la Noche, ne me acabó de convencer en el papel. Algunos de sus agudos, en sus momentos más comprometidos, sonaron un poco forzados.

Muy destables las tres damas, Inga Kalna, Anna Grevelius e Isabelle Druet, que aportaron energía y calor en sus intervenciones. También habría que destacarlos tres niños del St. Florian Sängerknaben y el RIAS kammerchor.

Al final grandes ovaciones por parte de los espectadores que llenaban el Palau, con algunos huecos.

En algunos momentos tuve la misma sensación que en el Festival Bayreuth: muy bien la orquesta y reparto vocal mejorable.

Está prevista, si los presupuestos no lo impiden, la vuelta de Jacobs, dentro del ciclo Palau 100, en las próximas temporadas con Le nozze di Figaro, Don Giovanni y Così fan tutte.

Anuncios

DiDonato canta Orlandini

El mes pasado salió a la venta el nuevo disco de Joyce DiDonato, Drama Queens, acompañada por Il Complesso Barocco bajo la dirección de Alan Curtis. El programa del disco está dedicado a arias de intensas emociones, que abarca un periodo de cerca de 150 años, de 1643 a 1787.

  1. Da torbida procella (Berenice – Orlandini)
  2. Madre diletta (Ifigenia in Aulide – Porta)
  3. Ma quando tornerai (Alcina – Handel)
  4. Lasciami piangere (Fredegunda – Keiser)
  5. Morte, col fiero aspetto (Antonio e Cleopatra – Hasse)
  6. Piangerò la sorte mia (Giulio Cesare in Egitto – Handel)
  7. Intorno all’idol mio (Orontea – Cesti)
  8. Brilla nell’alma (Alessandro – Handel)
  9. Geloso, sospetto (Octavia – Keiser)
  10. Disprezzata regina (L’incoronazione di Poppea – Monteverdi)
  11. Sposa, son disprezzata (Merope – Giacomelli)
  12. Col versar, barbaro, il sangue (Berenice – Orlandini)
  13. Vedi, se t’amo… Odio, furor, dispetto (Armida – Haydn)
  14. Ah ! Si la liberté me doit être ravie (Armide – Gluck) (Pista extra en la versión digital de iTunes)

Algunas de ellas grabadas en disco por primera vez, como las arias de Orlandini, fruto de la investigación del propio Curtis en biblioteca de la Universidad de Berkeley. Sólo por esto y las arias de HasseKeiser y Porta ya vale la pena hacerse con el disco.

Escuchemos a Joyce DiDonato en directo interpretando Col versar, barbaro, il sangue de la ópera Berenice de Orlandini. La grabación procede del primer concierto de la gira en el Festspiele de Baden Baden el pasado 3 de Noviembre.

Vídeo de Gudrun74.

Podremos escuchar a Joyce DiDonato en el Gran Teatre del Liceu y el Teatro Real el próximo mes de Marzo con un programa extraído del disco y acompañada por un subconjunto de 15 miembros de Il Complesso Barocco bajo la dirección del primer violín Dmitry Sinkovsky en lugar del inicialmente anunciado Alan Curtis.

No sé muy bien si la causa de este cambio es debido a un recorte en el presupuesto de la gira o no. Se rumorea que Dona Leon, la principal patrocinadora del conjunto, no estaría muy satisfecha de las críticas recibidas por la última gira de Ariodante, también con Joyce DiDonato.

Esta reducción en el conjunto orquestal nos impedirá escuchar el aria Odio, furor, dispetto de la ópera Armida de Haydn, a mi entender una de las arias más exigentes del disco, y el ritmo algo más pausado que imprime la dirección de Alan Curtis.

El disco Drama Queens se puede escuchar spotify. ¿Cuál es vuestra aria favorita?

L’elisir d’amore

El domingo de la pasada semana asistí a la primera función de L’Elisir d’amore en el Gran Teatre del Liceu. Una tanda de cuatro funciones, todas fuera de abono, que finalmente se ha visto reducida a tres debido a que una de las funciones coincidía con la convocatoria de huelga general.

El mayor atractivo de estas funciones era la presentación de el GTL del tenero mexicano Javier Camarena al que tenía muchas ganas de escuchar. Como ya se pudo apreciar en la entrada anterior su interpretación de la Furtiva lagrima consiguió que en el teatro se produjera un apreciativo silencio que sólo son capaces de conseguir los grandes. Me gusta el timbre de su voz, su fraseo, su fácil agudo, su musicalidad y su entrega. Su Nemorino fue contenido pero efectivo.

Nicole Cabell, que también debutaba en el GTL, como Adina me dejó un poco fría. El color de su voz es oscuro pero falto de la carnosidad que uno espera encontrar en ese color. Tiene facilidad para el agudo y eso en el GTL es un gran mérito. A mí me pareció una cantante fría que quizá con otro papel sería de convencerme.

Àngel Òdena, como Belcore, estuvo bien pero quizá no es el papel en el que le haya visto mejor. Simone Alberghini fue un eficaz como DulcamaraEliana Bayón fue una correcta Gianetta.

A pesar de todo fue una función de la que salí muy satisfecha.