Archivos Mensuales: enero 2008

Retransmisión en directo de Elektra en cines

Retransmisión en directo de la ópera Elektra en cines el próximo lunes 25 de febrero a las 20.00 h.

Diagonal Mar (BARCELONA)
Maquinista (BARCELONA)
Diagonal (BARCELONA)
Artea (BILBAO)
7 Palmas (LAS PALMAS G.C.)
Proyecciones (MADRID)
Príncipe Pío (MADRID
Las Rozas (MADRID)
Parque Principado (OVIEDO)
Festival Park (PALMA DE MALLORCA)
Bahia de Santander (SANTANDER)
Area Central (SANTIAGO DE COMPOSTELA)
Plaza de Armas (SEVILLA)
Park Valles (TERRASSA)
Bonaire (VALENCIA)
Gran Casa (ZARAGOZA )

Anuncios

Isolda y Tristán en el Teatro Real

El pasado domingo asistí a una función de Tristan und Isolde en el Teatro Real. Con ello cubría el cupo de las funciones que había definido como imprescindibles cuando se presentó la temporada del Teatro Real el pasado Abril.
p1000572-500.jpg

Muchas veces se ha comentado que el público del Teatro Real adolece de cierta frialdad. Lo único que puedo decir es que tanto en la función de Tancredi a la que asistí el pasado Diciembre el público fué generoso en sus apalusos y que en la función del pasado domingo consiguió que toda la platea se pusiese en pie ovacionando a los intérpretes. Está claro que cuando lo que se ofrece es de gran altura el público del Teatro Real responde con calor.

A pesar de estar agotadas las localidades, prácticamente desde el mismo día en que se pusieron a la venta, conseguí una localidad patio de butacas desde la cual disfruté de un gran Wagner desde el punto de vista vocal.

La ventaja de estar sentada en una butaca de patio es que se tiene una estupenda visión del escenario. Otra ventaja, que algunos podrían considerar desventaja, es que la densa orquestación de Wagner se siente en la mismísima planta de los pies y en todo el cuerpo, aunque durante breves momentos noté reverberaciones. Estas sensaciones hacen vivir la partitura más intensamente.

La producción de Lluís Pasqual me pareció interesante en el primer acto pero me pareció que iba de más a menos en los siguientes actos. Pasqual utiliza distintas épocas en cada uno de los actos para remarcar el carácter eterno del amor de Tristan und Isolde. El primer acto, situado intuimos en un ambiente medieval, que transcurre en la cubierta de un barco de la que el públco sólo ve la proa, me pareció muy logrado desde el punto de vista estético. El mar plateado parecía tener vida, un cielo nuboso y gris presagiaba un futuro incierto.

El segundo acto transcurre en el siglo XIX, los elementos que componen la escena son unos árboles y una cama que se intuye. Lo peor de esta escena es el movimiento de los árboles, que se llegaron a atascar generando ruidos molestos, creo que aportan poco a la escena. En este acto aparecen los primeros fallos de dirección de escena, a mi entender, porque la aparición del rey Marke y su escena pierden toda la intensidad teatral que merecen.

El tercer acto transcurre, en lo que me ha parecido, a finales del siglo XX. La acción transcurre en una especie de sanatorio. Pasqual nos presenta a Tristán como un desquiciado en lugar de un herido que delira en sus últimos momentos.

El reparto de esta función estaba compuesto por un reparto de grandes cantantes wagnerianos. De la Isolde de Waltraud Meier poco podemos decir, su interpretación de Isolda es conmovedora y resuelve brillantemente su parte vocal. Para el público estuvo claro que Isolde fué superior al Tristan de Robert Dean Smith, que aunque tuvo una actuación muy loable palideció al lado del resto del elenco. René Pape, al que escuchaba por pirmera vez, como el rey Marke me pareció brillante. Uno voz muy bonita y una presencia escénica que se desaprovecha en esta producción. Mihoko Fujimura, como Brangäne, fué solvente pero su voz no me parece adecuada para el papel. Alan Titus, como Kurwenal, continua teniendo una voz potente pero falta de frescura, más constatable al lado de Pape.

La orquesta dirigida por López Cobos me pareció correcta aunque en algunos momentos sólo me daba cuenta de que se trataba de Wagner únicamente por la densidad orquestal no porque la orquesta reflejara un espíritu wagneriano.

El público en pie ovacionó a los intérpretes en cada final de acto. Al final de la representación la ovación, con gran parte del patio de butacas en pie, fué impresionante. La gran triunfadora de la noche fué, sin duda, Waltraut Meier.

Una gran noche operísitca y wagneriana, en lo vocal, y una gran satisfacción por haber podido escuchar a la Meier y a Pape. Ambos me han creado grandes expectativas para la Die Walküre que interpretarán el próximo mayo junto a Plácido Domingo. Esperaré con impaciencia hasta que esto ocurra, creo que será muy interesante a pesar de que la tengamos que ver en versión concierto.

Villazón, concierto en el TCE

Rolando Villazon/Paris 28/01/08

C’était le premier concert à Paris de Rolando depuis le 28 mars 2007 où il était apparu très pâle et amaigri auprès de la magnifique Anna Netrebko. Si l’osmose vocale exceptionnelle des 2 artistes et leur complicité dramatique si crédible avaient conquis d’emblée le public, on pouvait remarquer chez Rolando quelques signes de fatigue ,confronté à la “santé” vocale de sa partenaire. Ces deux grands artistes avaient offert au public des moments magiques(malgré quelques petits soucis).

rolando-28-01-017.jpg

Ce 28 janvier 2008, Rolando, légèrement tendu, est apparu sur la scène du TCE et a reçu un accueil extrêmement chaleureux d’un public qui l’adore, mais qui ne lui pardonne pas tout…

Il a commencé cette première partie par Cielo e mar et on a senti immédiatement qu’il était en pleine possession de ses moyens. Ensuite les 2 airs d’Adrienne Lecouvreur lui ont permis de montrer sa merveilleuse sensibilité et son phrasé irréprochable. Enfin il a interprété l’air du Fils Prodigue (chanté assez rarement) qui est un chant désespéré convenant très bien au tempérament du ténor.

Après l’entr’acte, le climat fut (pour un court instant) plus enjoué avec le célèbre Questa o Quella de Rigoletto, où l’on a retrouvé avec plaisir le dynamisme et la jeunesse du séducteur, que Rolando a chanté avec une aisance confondante.

Une seule petite réserve en ce qui concerne l’air de Gabriele extrait de Simon Boccanegra: une phrase à la justesse approximative vite rattrapée par Rolando qui a dominé cet air long et difficile grâce à une technique sans faille.

Ensuite, et probablement la plus belle réussite de la soirée (à mon avis), l’air de Rodolfo de Luisa MillerRolando peut mettre en valeur l’éventail complet de ses qualités: aisance dans l’aigu, phrasé remarquable, demi-teintes non détimbrées et une émotion telle que le public a littéralement “explosé” d’enthousiasme.

Pour terminer ce programme (italien), un air inconnu de Gomez extrait de Fosca aux accents très désespérés.

Afin de satisfaire le public fou de joie et de gratitude (cris de toutes sortes, remerciements en plusieurs langue, bravi, standing ovation…), Rolando a offert 3 “encore” , dont O Sole mio et Granada.

Une splendide soirée où nous avons retrouvé (avec soulagement) les qualités qui font de Rolando Villazon un des meilleurs artistes de sa génération: permanente implication vocale et dramatique, aigus lumineux, aisance dans tous les registres et cette générosité qui le rendent unique.

Je n’oublie pas de préciser la qualité remarquable de l’orchestre Philharmonique de Prague, composé de jeunes musiciens et dirigé avec brio par Daniele Callegari (qui est également le chef de l’enregistrement à paraître chez DG: Cielo e Mar).

UN MAGNIFIQUE CONCERT !

Catherine (la parisienne)

Gracias a Catherine por la crónica y la foto.