Archivo del sitio

Presentación temporada 2011-2012 del Teatro Real

Hoy se ha anunciado la temporada 2011-2012 del Teatro Real de Madrid. Me ha pillado sin tiempo para mirármela en detalle.

Espero que vuestros comentarios me ayuden a detectar lo más interesante sin esfuerzo.

PS: De momento dispongo de pocas horas de dedicación al blog por lo que está en fase de low-blogging.

Anuncios

Der Rosenkavalier, TR

El pasado lunes, 6 de Diciembre, tuvo lugar la segunda función de Der Rosenkavalier en el Teatro Real. A pesar de algunos puntos mejorables la función fue, en general, bastante disfrutable.

Anne Schwanewilms como la Mariscala estuvo muy bien durante toda la función. Quizá no tienen la contundencia vocal de Martina Serafin, la Mariscala de la pasada temporada del GTL, pero aportó al papel la dignidad que requería.

Joyce DiDonato como Octavian empezó un tanto fría pero enseguida entró en el papel. Se trataba de su segunda interpretación del rol, que debutó en la Ópera de San Francisco en 2007. Supo dotar al personaje la ingenuidad necesaria y en el tercer acto estuvo divertida.

Este papel puede darles muchas alegría y creo que debería cantarlo más a menudo. El año que viene lo interpretará en La Scala.

Ofelia Sala como Sophie no fue del todo convincente. Su voz es mate y un tanto descontrolada en el registro agudo. A pesar de todo estuvo bien en el dúo de la entrega de la rosa y en el terceto final.

Costó escucharle los graves a Franz Hawlata, como el baron Ochs. Alessandro Liberatore, como un cantante italiano, cantó con unos agudos estrangulados de forma que se le escuchó como en sordina.

La producción de Herbert Wernicke realizada por Alejandro Stadler sitúa la acción de la obra a principios del siglo XX. La producción es elegante pero el abuso de los espejos produce, en ocasiones, reflejos de los focos que molestaron al público, al menos a mí que estaba situada en el paraíso. Desde allí también se perdió el efecto final del último acto en el que se supone se debiera ver un otoñal jardín vienés.

La orquesta bajo la dirección de Jeffrey Tate estuvo muy bien, yo al menos no le pondría ningún pero. Consiguió momentos memorables como en el terceto final.  Al final Tate recibió aplausos por su gran dirección.

Lo dicho, a pesar de algunas deficiencias menores, el balance fué positivo y así lo entendió el público.

El próximo 14 de Diciembre a las 19:00 Radio Clásica de RNE retransmite Der Rosenkavalier, esperemos poder escuhar a José Manuel Zapata como el cantante italiano.

I Puritani, TR

El jueves por la noche tuvo lugar en el Teatro Real la primera función de la versión en concierto de I Puritani. Entre los atractivos de la función la presencia de Juan Diego Flórez como Arturo y Église Gutiérrez como Elvira.

He de confesar que los atractivos no confirmaron mis expectativas y que al final los que mejor estuvieron fueron los dos barítonos que, al final, fueron los que se llevaron el gato al agua. Una función un tanto anodina que invitó, en algunos momentos, al bostezo y que, por tanto, no consiguió que el público respondiera con calidez en los momentos más brillantes de la partitura de Bellini.

Juan Diego Flórez no estuvo muy entonado en la primera parte, la voz no le fluía en los agudos y parecía que salía más bien a fuerza de empujones. Se le notaba un tanto inquieto, en algunos momentos.

En la segunda parte estuvo mejor pero como ya he comentado más arriba dejó al público un tanto frío. En estas circunstancias no parecía que Arturo fuera un papel adecuado para Flórez.

Église Gutiérrez mostró el bonito color de su voz, con un centro muy rico pero con un registro agudo en el que la voz se adelgaza. El resultado es que aunque es capaz de dar todas las notas en ese registro muestra una falta de contundencia que hace que su canto no llegue a impresionar, al menos por lo que escuché en el concierto de ayer.

Los dúos de Fabio Maria Capitanucci como Sir Riccardo Forth y el bajo Nicola Ulivieri como Sir Giorgio fueron lo más destacable de la noche, sus amplias voces dejaron en evidencia la menor amplitud vocal de la pareja protagonista.

Bien Roberto Tagliavini como Lord Gualtiero Walton. Gabriella Colecchia como Enrichetta di Francia dejó constancia de su volumen de voz pero no le dió al papel de reina la majestad que precisaba.

El coro estuvo muy bien toda la función. La orquesta sonó bastante bien, aunque quizá poco belcantista, sin viveza, bajo la dirección de Miquel Ortega. No sé si esto influyo en la interpretación de los cantantes. Los metales sonaron descontrolados al principio pero luego mejoraron.

Esperemos que en el concierto del domingo esté todo el reparto más inspirado.